Cómo enseñar a un niño a ponerse los zapatos

enseñar a un niño a ponerse los zapatos

Cómo enseñar a un niño a ponerse los zapatos

Si tu niño/a ya llego a los dos años, seguro ya quiere hacer las cosas solo/a. Buscan tener mayor autonomía y tratan de realizar gran parte de las actividades diarias por ellos mismos. Es un proceso en el que tratan de superarse y demostrarnos que ellos pueden. Es totalmente normal.

Aunque debemos ayudarles, para enseñarles las formas correctas de realizar algunos labores, sin dejar de confiar en ellos, y ofrecerles la posibilidad de probar, primero, por ellos mismos.

Inculcar hábitos como este, que les den mayor autonomía, pueden ayudar a que su seguridad en sí mismos crezca. Además, también va a influir mucho en su personalidad, su manera de ser y su autoestima. Por eso fomentar la práctica de actividades como vestirse y desvestirse solos, permite que los peques tengan más libertad y un crecimiento personal que de otra forman no podría desarrollarse.

Hoy les vamos a dar algunos consejos para enseñar a un niño a ponerse los zapatos.

Vamos a ello.

 

1- Comprar el zapato adecuado

 

El tipo de calzado perfecto para que los niños empiecen a ponérselos es un modelo que sea ancho, fácil de quitar y poner y que evite broches y cordones.

Lo ideal es comenzar con cierres sencillos, como el velcro, ya que son muy abiertos, se puede introducir el pie con facilidad y se pueden abrochar de forma muy sencilla.

Los zapatos con cordones u otros mecanismos de cierre un poco más complicados serán una lección para más adelante, en torno a los 5 años.

Te dejamos aquí algunas opciones de Batilas.

Merceditas Sara Gabon gabon con correa de tira adherente y lazo para niñas-Antique-18


Bamba Sole Cruce Invierno cruce con dos correas de tira adherente para niños

2- Elegir por sí mismos

 

En realidad, esto es más bien una manera de incentivar que quieran ponerse ellos solos sus zapatos.

Si les damos la posibilidad de que ellos escojan el modelo, dentro de las posibilidades que consideremos, les hará sentir que son mayores para elegir y, por lo tanto, también para ponérselos de forma autónoma.

¡Como un voto de confianza!

 

3- Saber cuál es el pie correcto

 

Los niños aprenden a distinguir la izquierda de la derecha entre las edades de 5 y 8, por lo que pasará un tiempo antes de que puedan reconocer de manera confiable qué zapato va en qué pie.

Sin embargo, hay varias formas divertidas de ayudar a su hijo a aprender a identificar el zapato correcto.

En este caso queremos reparar en un truco que ha compartido Shannon en su cuenta de TikTok y que ya ha sido avalado por más de 83.000 personas: un método muy sencillo para que tus peques aprendan a ponerse los zapatos correctamente.

En concreto, el truco compartido por @athomewithshannon sirve para que tu hijo no vuelva a pisar la calle con el zapato izquierdo en el pie derecho y viceversa. Para ayudarles a saber cuál se tienen que poner en cada pie.

He aquí el truco: cortar una pequeña foto por la mitad y colocar cada mitad en un zapato. Al verla, el pequeño sabrá qué mitad corresponde a la parte izquierda y cuál a la parte derecha y se pondrá los zapatos acordes a ello.

¿¿No es genial??

 

4- Ahora si.. el paso a paso de como enseñar a un niño a ponerse los zapatos

 

Pueden existir muchas técnicas, pero creemos que esta es la que mejor puede funcionar, para enseñar a un niño a ponerse los zapatos.

Prestar atención.

  • Con su hijo sentado, enséñele cómo pasar el pie por encima de la otra rodilla. Luego, muestre cómo llevar el zapato a ese pie y deslice los dedos hacia adentro tanto como puedan.
  • También puede hacer que su hijo se ponga de pie, para que pueda usar su peso para ayudarlo a meter los dedos de los pies dentro.
  • Poner el talón dentro del zapato puede ser la parte más difícil, y necesitarán practicar esto por un tiempo. Si ambos luchan con el talón, los zapatos pueden ser demasiado pequeños; deben quedar bien ajustados, pero no deben ser tan difíciles de poner como para que se derrumben cada vez.
  • En el caso de los zapatos con velcro, enséñeles que deben ajustar bien la correa de velcro antes de colocarla sobre la parte superior.
  • Para cualquier calzado que tenga una lengüeta en el talón, enséñele a su hijo cómo usarlo; algunos tienen presillas en las que puede deslizar un dedo para que sea más fácil subirse y ponerse el zapato.

 

5- Y lo más importante, paciencia

 

Este es el último consejo, pero tal vez el más importante.

Durante el proceso de aprendizaje es normal que el niño se frustre en muchas ocasiones o que realice la tarea con más lentitud unos días que otros.

Aunque un día haya conseguido ponérselos a la primera no significa que ya haya aprendido totalmente y que siempre vaya a hacerlo igual.

Es fundamental no meterles prisa ni gritar o enfadarse con ellos, ya que solamente servirá para aumentar su nerviosísimo.

Además, siempre debemos estar dispuestos a ofrecerle nuestra ayuda de forma positiva, tanto cuando la pide como cuando sin pedirla observamos que puede estar equivocándose.

Recuerda esta frase “Una ayuda innecesaria, es un atraso a su independencia”